Como los dos años anteriores, uno de los momentos más bonitos y muy necesarios de nuestra actividad es la de la Lotería Voltereta.

Todas las familias que formamos este proyecto nos encargamos de vender papeletas que nos ayudan muchísimo para la financiación del Espacio, pero además quisimos hacerlo distinto. Que el regalo tuviera un toque especial:

- Contactamos con diferentes iniciativas cercanas (a veces son ellas las que contactan con nosotrxs): artesanas, comercios, emprendedoras, mañosas... y cada una nos dona un regalo que le caracterice para formar las cestas que se sortearán. 

La acogida es brutal, y son decenas de iniciativas las que colaboran con sus regalos. Tanto así, que este año sorteamos 3 cestas repletas de productos artesanos, ecológicos y cercanos, y servicios de cuidados

Las cestas se sortean el día de la lotería de los niños y niñas del 6 de enero. Si alguno de los dos números de tu papeleta coinciden con las 3 últimas cifras del primero, segundo o tercer premio de la lotería, ¡te llevas una cesta!

Así que con la compra de una papeleta (5€), no solo contribuyes con la financiación de nuestro espacio, sino que además saboreas, disfrutas y apoyas a una gran red de personas que día a día, contribuyen a una Guadalajara más humana, más cercana y más bonita. 

Si quieres conocer las iniciativas que han aportado, pásate por nuestra página de Facebook (puedes buscar con el hashtag #cestaVoltereta).

Si quieres ver el contenido de las 3 cestas, sigue leyendo:

 

CESTA 1:

 

 

 

1.   6 botellines, CERVEZA BAILANDERA

2.   jabones artesanales, ESCENCIALCALÁ

3.   bolso mujer, ENTROPIASHOP

4.   bulbos tulipanes, ILARUDUYA

5.   miel, ROBLEDO DE CORPES

6.   calendario, CANDELARIA PINTADA

7.   colección de postales, SERGIO MURO

8.   pendientes, OTRO AIRE

9.   envuelve bocadillos, HERBOLARIO MEJORANA

10.  pulsera y llavero, OLAYMAR

11.  3 libros infantiles, OSCAR ESPIRITA, BALLENA DE CUENTOS Y TOTOPO BROUN

12.  antifaz semillas, VIRGINA MENDEZ RAMOS

13.  cuaderno artesanal, ALICIA APARICIO

14.  toallita maternal y bandana para bebe, MARIA MANDARINA

15.  botella de acero, HERBOLARIO MEJORANA

16.  camiseta VOLTERETA

17.  masaje relajante, YOUR MOMENT

18.  sesión de psych-k, MARIA D LORENZO

19.  1 mes de costura creativa o taller, HILANDO FINO

20.  clase de kundalini yoga, JAI HARI KAUR

21.  alimentos ecológicos: -leche de arroz

                                        - patatas chips

                                        -pate vegetal

                                        - picos de espelta

                                        - pasta de maíz

                                       - compota de manzana

                                        - aceite de hierbas provenzales

                                        - trufas

                                        - lentejas con verduras

                                        - miel

de: PONME VERDE

    LA FAMILIA ECOLOGICA

    HERBOLARIO MEJORANA

    HERBOLARIO DE CABANILLAS

    DIAMOND GOURMET

 

 

CESTA 2:

 

  1. 6 botellines, ARRIACA

  2. Jabones artesanales, ESCENCIALCALA

  3. Bolso de tela, CUCAMIS

  4. Bulbos de tulipanes, ILARDUYA

  5. Miel, ROBLEDO DE CORPES

  6. Caja para te e infusiones, ALICIA APARICIO

  7. Colección de postales, SERGIO MURO

  8. Camiseta, VOLTERETA

  9. Pendientes, OTRO AIRE

  10. Pantalón de mujer, LOLA MENTA

  11. Pulsera, OLAYMAR

  12. 3 libros infantiles, BALLENA DE CUENTOS Y LACTAVIDA

  13. Saco térmico de semillas, VIRGINIA MENDEZ RAMOS

  14. Pantalón de bebe, INMAGINACCION GARCIA

  15. Muselina, MARIA  MANDARINA

  16. Porta velas, ENTRETEJIDAS

  17. Cometa de mano, MAMA PULGA

  18. Masaje relajante, YOUR MOMENT

  19. 1 consulta Medicina tradicional china, CECILIA NAVARRO

  20. Ruta a caballo para dos personas, RAMON SAN LEON

  21. Alimentos ecológicos:   - arroz integral

  • Pate vegetal

  • Corteza de lentejas

  • Acetite de naranja

  • Infusión

  • Trufas

  • Gusanitos

  • Miel

  • Vale por 2 kilos de fruta

      DE:    LA FAMILA ECOLOGICA

                PONME VERDE

                HERBOLARIO MEJORANA

                APICOLA AITANA

                DIAMOND GOURMET

 

 

CESTA 3:


  1. 6 botellines, VULTURIS

  2. Elefante de trapo con arullo, ABUELA DE VOLTERETA

  3. Bolsa de tela, LUNA LUNERA

  4. Bulbos de tulipanes, ILARDUYA

  5. Miel, ROBLEDO DE CORPES

  6. Calendario, LACTAVIDA

  7. Colección de postales, SERGIO MURO

  8. Camiseta, VOLTERETA

  9. Pendientes, OTRO AIRE

  10. Envuelve bocadillos, INTPÉPIDA

  11. Pulsera y llavero, OLAYMAR

  12. 3 libros infantiles, RINCÓN LENTO, BALLENA DE CUENTOS Y TOTOPO BROUN

  13. Collarín cervical de semillas, MAMA DE VOLTERETA

  14. Álbum de fotos, ALICIA APARICIO

  15. Inciensos y vela, HERBOLARIO MEJORANA

  16. Libro “historia de clase” de RIE, RINCON LENTO

  17. Patucos bebe, ENTRETEJIDAS

  18. Masaje metamórfico, ANA ISABEL CORDOBA LOÈZ

  19. Sesión de psyh-k, MARIA D LORENZO

  20. Clase de batería, MANUEL CORDOBA LOPEZ

  21. Vale de 25 euros, en verduras y frutas ecológicas, HERBOLARIO MEJORANA

 

Botella de Rueda, PONME VERDE  

 

 

Hace ya un tiempo, un papá del proyecto nos dejó una reflexión. Venía en el momento preciso, ya que la oruga procesionaria había venido a visitarnos al Espacio y ya que nos preguntábamos algunas por la incertidumbre que suponía abrir el proyecto a más familias. 

Esto dio lugar a una hermosa reflexión, que os dejamos tal cual se escribió. ¡Esperamos que os guste!

La procesionaria y los bosques

La procesionaria (Thaumetopoea pityocampa) es una oruga que se alimenta de las acículas de los pinos y que como plaga va extendiéndose y devorando estas especies arbóreas hasta acabar con bosques enteros. La procesionaria cuando se enfrenta por primera vez con un pinar siempre repite un mismo protocolo que es común a todas las procesionarias en diferentes lugares del planeta. Primero comienza atacando a pinos aislados. Solo cuando acaba con todos los pinos aislados es cuando comienza a mirar hacia el bosque. Su mirada en ese momento está cargada de respeto y cautela, empezará a acercarse primero a los pinos que se encuentran más al borde (allá donde todavía el bosque no es bosque) y poco a poco ira avanzando en él. No saltará repentinamente al interior del pinar, su avance será paulatino y sigiloso como si esté tuviera algo en su interior que la mantuviera a distancia. Será el tiempo y el trabajo de la oruga lo que debilite a la comunidad de arboles y solo cuando esta llegue a ese momento de gran debilidad será cuando la procesionaria decidirá penetrar en su interior.

 

Nada hasta ahora conocemos para explicar razonadamente el miedo de la oruga a la comunidad de pinos, estos no tienen ni manos para aplastarlas ni pies para escapar de ellas. El sentido común nos diría que si fuéramos polillas (las orugas pasan por este estado en su desarrollo)  volaríamos hasta situarnos en el centro del bosque y como si fuera una tarta de María dedicarnos a comer hasta no poder más. Pero la realidad es que la comunidad de arboles por ser comunidad tiene poder de resistencia frente a la oruga, cuanta más sano y fuerte está el bosque más difícil le resulta a la oruga penetrar en él. La fuerza del bosque reside en la conexión de sus miembros, solo una mirada holística permitirá comprender la gran evolución del árbol a convertirse en bosque.

 

El respeto al ritmo interno de nuestr@s hij@s parte de una mirada diferente hacia nosotros mismos como padres y madres, una nueva manera de hacer comunidad con los que decidimos rodearnos y una resistencia decidida a todas aquellas orugas que quieren comernos las hojas. Es en el encuentro y en el crecimiento de nuestra comunidad donde reside nuestra "resilencia", es la capacidad de construir archipiélagos respetuosos lo que permitirá dar pasos sólidos en otra manera de estar en el mundo.

 

Voltereta y los bosques

El pasado 7 de mayo se celebró en Alcalá de Henares el encuentro "Plantando Semillas: Proyectos educativos autogestionados en el Valle del Henares", un espacio de encuentro de diferentes colectivos centrados en pedagogías alternativas. 

Espacio Voltereta estuvó allí y, tras la petición de diversas personas, queremos transcribir los 10 minutos en lo que habló Helena Fernández Pajares. Queremos compartir este texto por la importancia del mismo: creemos que invita a la reflexión y a un cambio de enfoque y paradigma centrado en las estructuras para la vida

 

Texto íntegro de las palabras de Helena Fernández en la mesa "Plantando Semillas"

Responsabilidad educativa: Cambio de paradigma a través de un modelo educativo integral de acompañamiento mixto

Espacio Voltereta somos un proyecto educativo de crecimiento familiar e infantil compuesto por 18 familias que desarrollamos nuestra actividad en una finca de encinas y pinos de 20mil metros cuadrados en el término municipal de Marchamalo, Guadalajara. 

El modelo que nos inspiró para crear espacio Voltereta parte de la convivencia con Mauricio y Rebeca Wild en el PILD, Ecuador, y el proceso transformador que esta vivencia tuvo en varias de las personas fundadoras de Espacio Voltereta.  Su modelo integral de relaciones humanas que apuesta por aportar a las familias no solo estructuras de aprendizaje para las criaturas sino estructuras para la vida tanto para adult@s como para niñ@s nos marcó profundamente. Y esto nos ha llevado durante años a reflexionar y hacernos preguntas del tipo: ¿Qué tus hij@s participen en un proyecto educativo activo es suficiente para que suceda un cambio profundo en sus familias? ¿Los lugares para que crezcan los peques de otra manera sirven para que crezcan de verdad l@s adult@s?  ¿Se transciende el modelo patriarcal familiar y social por el simple hecho de que nuestras criaturas vayan a un espacio activo? ¿El compromiso real de las familias participantes en espacios alternativos es “real”, es “vital”, es decir, cambian sus estructuras vitales de comportamiento, acompañamiento, relación, de compromiso social, de compromiso humano? L@s adult@s ponemos mucho énfasis en que nuestra criaturas crezcan respetuosamente pero, ¿qué pasa con el modelo de relaciones entre adult@s, aquí hay un cambio?

Nuestra experiencia nos dice que si verdaderamente queremos transcender el patriarcado, las estructuras familiares subrepticias y las estructuras sociales nocivas contra el ser humano, la metamorfosis ha de darse en l@s adult@s de la familia, y el trabajo de los espacios educativos activos ha de enfocarse tanto o más al trabajo con las familias que al trabajo con las criaturas.

Poniendo el supuesto de que un niñ@ asistiese a un espacio activo seis horas al día (pongamos de 9h a 15h) cinco días por semana, esto no supone ni un 18% de las horas de su vida semanal, es decir, más del 80% de sus horas las pasa fuera de un espacio educativo respetuoso y preparado. Por consiguiente, es en ese 80% de su tiempo familiar semanal cuando las niñ@s aprenden el modelo familiar y social en el que se desarrollan.

Si una criatura, tras estar en un proyecto de educación activa, pongamos, un año, perpetua actitudes subrepticias y manifiesta comportamientos de inadaptación a los límites y de malestar interno, algo falla y busquemos la causa no en el niñ@ ni tampoco en la “pedagogía respetuosa” como concepto genérico, sino en que el enfoque detrás del proyecto educativo vivencial quizá se centra mayoritariamente en las criaturas sin tener el cuenta que la mirada del proyecto ha de dirigirse a que la familia haga una transformación que luego se vea reflejada en el estar y en el ser del hij@. Y sin acompañamiento, la familia puede que no cambie a pesar de que su criatura asista a un espacio activo.

Es desacertado preparar ambientes y acompañar procesos infantiles si no se hace un trabajo paralelo profesional, serio e integral con la familia para que ésta tome las riendas de su transformación interior y cambie sus estructuras subrepticias de convivencia por estructuras para la vida. El proyecto educativo al menos ha de ofrecer esta posibilidad para l@s adult@s, que luego elegirán si quieren o pueden tomar este camino, o no.

Ante la realidad cuantificable de los tiempos que las criaturas pasan en el seno familiar, ese más del 80% de su tiempo, desde nuestro proyecto, entendemos que la participación de la familia en el espacio activo a través de la presencia real y a través de la reflexión, formación, asesoramiento, apoyo, de un proceso de profundo autoconocimiento y aprendizaje son cruciales para que se pueda dar un cambio real en la familia que transcienda el modelo patriarcal de relaciones.

De ahí que nuestro proyecto tenga un aspecto muy peculiar que lo hace idiosincrático: el acompañamiento mixto. Y de ahí el tema que traemos hoy a esta mesa: "Responsabilidad educativa: cambio de paradigma a través de un modelo educativo integral de acompañamiento mixto".

¿Esto qué quiere decir?

Responsabilidad educativa. Esta es la apuesta fuerte de Espacio Voltereta y su idiosincrasia, ya que en este proyecto se transita hacia el cambio de paradigma de forma real y concreta a través de un modelo educativo integral de acompañamiento mixto basado en el compromiso real y la participación activa y presencial de las familias en la educación de sus hij@s y en su propio crecimiento y desarrollo como adult@s.  

En Espacio Voltereta las familias hacen mucho esfuerzo. Y cuando en Espacio Voltereta hablamos de ciertos conceptos que aparecen en muchos proyectos educativos activos, conceptos como compromiso, como el de asumir la educación de nuestras criaturas, de responsabilizarnos de forma activa con su desarrollo, de educación integral y de crecer junto a ell@s, nos referimos al hecho concreto de que cada familia participante en este proyecto está asumiendo, al formar parte de este colectivo, puesto que es condición sine quam non, estructurar su vida económica, laboral y familiar en torno a su compromiso vital con un proceso de autoconocimiento y su compromiso por un cambio de modelo familiar y, por ende, social. La inversión está en que en ese más del 80% de vida familiar, l@s niñ@s vivan que sus padres cambian y se hacen verdaderamente responsables del desarrollo propio y del desarrollo infantil. 

En Espacio Voltereta, todos los días de la semana, estamos en el espacio activo  1) las familias, 2) l@s niñ@s y 3) las acompañantes.

  1.  Las acompañantes, que son profesionales de la educación activa, aportan mirada externa, un equilibrio entre cercanía y distancia emocional y su profesionalidad para cubrir la parte cognitiva (a través de los materiales vivenciales), la parte emocional (a través de la escucha activa), y el desarrollo orgánico de las criaturas (a través de los talleres de dibujo, arcilla y configuración de cartón).
  2. Las criaturas se nutren de un espacio físico y emocional en plena naturaleza, con ambientes preparados para el aprendizaje espontáneo donde pueden elegir qué hacer y cómo crecer cognitiva y también emocionalmente.
  3. Las familias en el espacio se nutren de la vivencia del acompañamiento y aprenden vivencialmente de mano de las acompañantes qué hacer, cómo hacer y cuándo hacer. Es el regalo que todos los días nos llevamos a casa l@s adult@s. 

Cada familia de Espacio Voltereta se organiza para estar en el espacio junto a sus hij@s al menos una vez por semana nutriéndose de la mirada externa de las profesionales de la educación activa que trabajan acompañando a l@s  niñ@s, observando y asimilando nuevas formas de comunicarse, de poner límites, de acompañar conflictos, de presentar materiales vivenciales para el desarrollo cognitivo... en definitiva, incorporando valiosas herramientas que cada familia se lleva a su vida cotidiana, a ese 80% de la vida de las criaturas, herramientas aprendidas y experimentadas en primera persona, de forma activa, al margen de la teoría.

La experiencia nos dice, porque lo dicen las familias, que las madres y padres de este proyecto aprenden cómo son sus hij@s cuando acompañan el espacio y aprenden cómo hacer para, en casa, en ese 80% del tiempo familiar, poder acompañarles de otro modo. Esto supone un cambio de enfoque en nuestras vidas, ya que como adult@s ponemos nuestro autoconocimiento y  nuestro crecimiento humano en el centro de nuestras vidas, e  invertimos nuestra economía en esto. 

Digamos que esta es la parte práctica, la praxis, el aprendizaje vivencial de l@s adultos dentro de una escuela vivencial. La parte teórica y  reflexiva se realiza a través de reuniones pedagógicas mensuales y a través de tutorías y reuniones trimestrales individuales de seguimiento de cada criatura y de su familia. Esto se complementa con formación externa, permanente y variada en grupos inteligentes, escucha activa, sexualidad… y aquellas temática que sean nuestro centro de interés presente.

Además, al ser  un proyecto sin ánimo de lucro y autogestionado, existen otras herramientas, como las comisiones de trabajo, en las que cada persona participa y que son un instrumento que visibiliza nuestra apuesta por la autogestión sin lucro y por la inteligencia colectiva, inteligencia que entendemos que es mejor y más completa que la individual y que nos encamina hacia un modelo de relaciones más participativas y democráticas, como también se pone de manifiesto en nuestras reuniones estructurales asamblearias. Y también contamos con la figura de una mediadora externa que, en caso de atascarnos entre adult@s, nos asistiría a no poner por delante nuestra incapacidad para obtener ayuda cuando surgen dificultades y problemas. Y si nos  resultase difícil poner nuestro lado menos fraternal sobre la mesa, la mediación nos ayudaría. 

En resumen, Espacio Voltereta: 

  • Trabaja por aportar a niñ@s y familias estructuras para la vida, es decir, mejorar la calidad de las relaciones en cooperación con nuestros hij@s.
  • Aporta herramientas de gestión a padres y madres para facilitar las variadas situaciones y  los variados conflictos que suceden dentro de un@ mism@ y por ende, los conflictos que suceden fuera de un@ mism@.
  • Facilita herramientas para replantearnos estructuras de relación, para reflexionar y redefinir el acompañamiento de nuestros hij@s, para transformarnos a nosotr@s mism@s y nuestras vidas.
  • Ofrece un lugar donde aprender a acompañar y a sentirnos acompañad@s, es una escuela de vida para las familias.
  • Contribuye a un cambio en las relaciones humanas.
  • Es un lugar donde nutrirse, transformarse y crecer.

Hemos empezado hablando de cambio de paradigma y de transcender el modelo patriarcal y ponemos broche con lo mismo. Espacio Voltereta busca:

  1. Para el individuo, sea niñ@ o adult@, poder elegir, poder sentirse, poder conocerse, transformarse y transformar su entorno.  
  2. Para el colectivo, poder transcender el modelo familiar basado en la no-convivencia, en la no-relación y en repetir las mismas estructuras de poder dulcificadas en pro de la educación activa y sustituirlas por, como dice Mauricio Wild, estructuras para la vida basadas en la convivencia real, el crecimiento colectivo y en las relaciones humanas auténticas.

 

El pasado 14 de mayo abrimos las puertas de Espacio Voltereta. Un día muy especial que resultó ser aún mejor de lo esperado.

Porque compartir lo que estamos viviendo y por lo que trabajamos es parte de los objetivos de Voltereta.

Y compartirlo con buen tiempo, con flores, con música, con comida rica y con amig@s es exactamente como queríamos hacerlo.

Durante la jornada, las familias que asistieron pudieron disfrutar de una visita por los espacios, de un taller de movimiento y un taller de modelado, y sobre todo, de estar. De estar en plena naturaleza, en un entorno preparado para el disfrute de las criaturas y adultos. Simplemente estar. Junto con pájaros, insectos, piedras, arena, árboles, matorrales, peques y otros adultos.

Charlar, reír, reflexionar, sentir...

El sentir de las familias

Antes de escribir esta entrada pensamos, ¿de qué hablamos en ella? ¿Del trabajo de preparación del encuentro? ¿De lo bien que salió todo? Pero no, no nos vamos a centrar en eso.

¿Y de qué vamos a hablar entonces?

Se trataba de compartir, ¿verdad?

Pues ya que compartimos nuestra experiencia con otras familias que no forman parte del día a día de Voltereta, ¿por qué no pedirles a esas familias que compartieran su sentir de este día con tod@s?

Así que eso hicimos. Pedimos a toda la gente que asistió que nos dijeran qué habían sentido, cuáles eran sus sensaciones y emociones respecto a este Encuentro al Aire. Y este fue el resultado:

 "Nos pareció un lugar maravilloso. Espacio impresionante, bello, natural...

Recursos respetuosos, que fomentan la curiosidad y autonomía. Equipo profesional muy preparado y entrañable. Ambiente familiar cooperativo y rico. Respeto y cuidado en cada detalle.

Fue una jornada enriquecedora, ilusionante, amena y divertida."

 

Una madre nos dejó una interesante reflexión que deja muchas preguntas abiertas. Una llamada de atención de imprescindible lectura:

 "Antes de nada quiero daros las gracias por abrirnos las puertas de vuestro espacio, y permitirnos disfrutar de un rato en familia allí.

Como madre, como maestra y como persona , iniciativas como la vuestra me hacen no perder la esperanza y ver que de verdad se pueden hacer las cosas de otra forma.

Me fui de espacio voltereta con sentimientos encontrados, por un lado la alegría y satisfacción de ver espacios y formas de hacer distintas a las que nuestra sociedad ofrece o marca; y por otro lado la frustración y la rabia de no entender¿ por qué no puede ser así en todas partes?, ¿por qué se tiende a no respetar los procesos de un niño/persona?, ¿por qué se enjuicia de manera negativa cualquier iniciativa que se base en el respeto al niño?, ¿por qué tan poca gente se para a pensar realmente en las cosas que la sociedad está ofreciendo a nuestros niños y a nosotros mismos, y sin embargo nos embarcamos en ellas porque es lo que hay?, ¿por qué hay que seguir las normas que marcan quienes no conocen los procesos de desarrollo, y que basan sus decisiones y actos en cualquier otra cosa?...

Mi hijo disfrutó enormemente de la libertad de poder subirse a un árbol sin tener que oír comentarios como: no te subas ahí que te vas a caer; o tener que oír que alguien me diga: yo no se como le dejas subirse ahí..."

 

Al Encuentro también asistió la gente de Podemos Guadalajara (a conocer más de cerca Espacio Voltereta ganador del Premio Impulsa 2015 en Castilla-La Mancha) y nos dejaron un bonito regalo en su web: un artículo sobre su visita al Espacio con unas fotos preciosas. 

 

Otra de las opiniones nos pone la piel de gallina al leerla, porque expresa lo que nosotras sentimos y nos hace conscientes de que desde fuera también puede sentirse:

 "Nosotrxs tres (mujer, hombre y niño de seis años) estuvimos gozando de un lugar tan potente como Voltereta. El emplazamiento, la brisa de la zona, el paisaje de a lo lejos, la vegetación propia y agreste, la tierra roja...

Estar allí produce algún tipo de efecto anti estrés y baja las revoluciones. En ello influye no solo el lugar, sino los seres humanos que componen el proyecto, que parecen estar en una rara armonía, - felices de conocerse y de compartir lo que comparten-,  y se transmite. Se siente una como en casa, acogida con cuidado y con una libertad tranquila que invita a relajarse, que quita nervios y prisas.

Los espacios interiores guardan mucho equilibrio y  se tiene la sensación de que a nivel de propuestas de juego/aprendizaje conforman un circulo perfecto, bien trazado, con un sentido lógico y meditado, adaptado a las criaturas que lo utilizan. Se ve amor por todas partes y entre todas las partes.

Gracias por abrirlo para que hayamos podido asomarnos."

 

Y cerramos con una reflexión que nos han hecho llegar, y que nos encanta. Por lo directa y concisa. Podríamos titularla, "cómo explicar lo que sentiste en el III Encuentro al Aire de Voltereta en dos palabras". Ahí va:

"Estuvo genial! ;) "

¡Ahí queda eso! Un fuerte abrazo a tod@s y miles de gracias por asistir, o por leer hasta aquí. ¡Os esperamos en el próximo encuentro!

Los pasados días 10 y 11 de abril Espacio Voltereta organizó el taller intensivo de Escucha Activa, impartido por Antonio Guijarro, para todo el colectivo de Espacio Voltereta y algunas personas de otros colectivos. 

 

Este curso de Escucha Activa es la primera parte del curso de Antonio Guijarro "Comunicarse bien, para relacionarse mejor". Dentro del desarrollo integral que se ofrece a las familias de nuestro espacio, se entendió fundamental recibir este curso, que es de una aplicación práctica en el día a día con las criaturas, con la pareja y con cualquier persona en la sociedad con la que nos relacionemos. 

A la hora de ayudar a otra persona, utilizamos diferentes herramientas heredadas de nuestra educación y costumbres que, aún con la mejor de las intenciones, encierran mensajes ocultos que pueden herir, alejándose del objetivo inicial de ayuda. Ante una situación de malestar del otro, solemos utilizar consejos, lecciones, órdenes, cuestionamientos, o desviamos su atención, entre otras actitudes. Y no nos damos cuenta que un consejo nos pone en situación de superioridad sobre el otro (a mí se me ocurren más cosas que a tí), una orden encierra el mensaje oculto de que lo que importa es lo mío, no lo tuyo, desviar la atención puede dejar la sensación de que no me importa nada tu problema, o de que es demasiado para mí. En el momento en que utilizas "tus" herramientas para ayudar al otro, le estás quitando el poder. 

Antonio Guijarro nos mostró la Escucha Activa, una forma de aceptar al otro en lo que es, de ponerte realmente en el sentimiento del otro para acompañarle y que así pueda ir desentrañando su verdadero malestar y poder superarlo o aceptarlo con "sus propias" herramientas.

Con ejemplos, divertidas historias, anécdotas, teoría y muchas prácticas, salimos del taller con la sensación de haber asimilado y aprendido una nueva forma de relacionarnos y seguir creciendo como personas. 

La visión que transmite Antonio Guijarro es la de confiar en el potencial del otro. No podemos saber nunca lo que quiere la otra persona y confiamos en que la mejor solución a sus necesidades sólo la tiene ella. Esa visión humanista, tan coherente con nuestro Espacio, fue el telón de fondo en el que se basó el taller. Antonio, con una larga vida dedicada a la ayuda terapéutica, nos constató que, cuando confías plenamente en la persona, ésta es capaz de profundizar y estar más mucho más cerca de su verdadero Ser. 

Antonio Guijarro

Psicólogo clínico, trabajó con Carl Rogers en el Center for Studies of the Person de La Jolla (California), del que fué "Miembro Invitado" (Visitting Fellow) durante los años 1973 y 74. Formado en Gestlat en el Esalen Institute fundado por Fritz Perls, y en psicodrama con J.L.Moreno, en su instituto de Beacon (Nueva York). Instructor de la Effectiveness Training Association para el desarrollo de las relaciones humanas. 
Mas de 30 años trabajando como terapeuta y como formador de terapeutas.
Miembro fundador de la Sociedad Española de Técnicas de Grupo y Psicodrama y de la Asociación Española de Psicodrama, perteneciente a la FEAP.
Coautor del libro "Integración Emocional y Psicología Humanista" y de varios articulos.