Autogestión

El Espacio Voltereta  es un espacio de crecimiento infantil y familiar, donde un grupo humano nos acompañamos para crecer junto con nuestras criaturas. No queríamos un espacio para aparcar a nuestr@s peques, sino un lugar respetuoso donde nuestros hij@s se desarrollen de forma integral como personas.

Para hacerlo realidad, alquilamos en el verano del 2015, una finca con hermosas vistas y rodeada de pinos y encinas, con una casa que cuenta con varios espacios que nos sirven para preparar los diferentes ambientes de aprendizaje.

Este ha sido el espacio que durante estos años ha albergado el proyecto. Un proyecto donde niños y niñas han sido acompañados aceptando su diversidad y su Ser, y en el que hemos aprendido más cosas de las que nunca pudimos imaginar.

Sostenibilidad del espacio

El Espacio se compone de la casa, que cuenta con taller de manualidades, sala de juego simbólico, sala de lectura, sala del almuerzo, carpintería y sala de material específico Montessori y vivencial. Y la zona exterior con columpios, arenero, zona de equilibrios, zona de movimiento y, mención especial, a los árboles, piñas, bellotas, tierra, piedras, palos, insectos…

La gran mayoría de los materiales se han reutilizado o construido gracias a las aportaciones de las numerosas personas voluntarias. Tenemos un depósito de agua que rellenamos con agua de la fuente, tenemos placas solares para toda la energía eléctrica que nos hace falta y nos calentamos con estufas de leña, de forma que nuestra huella ecológica es muy reducida y nuestr@s peques observan y aprenden que es posible sentirse confortable y a la vez, respetar el medio ambiente.

Sabemos que respetando los procesos naturales de las criaturas, ell@s aprenden a respetar al resto de las personas y a la Naturaleza. Confiamos en la bondad innata de los seres humanos que aprenden sin coacción. También, somos conscientes de que el aprendizaje se produce en base a modelos: “como nosotr@s somos, nuestr@s hij@s serán”. Es por ello que el Espacio Voltereta cuenta con autonomía energética, además de utilizar siempre comida ecológica en la comida compartida del almuerzo, y hacer pedidos conjuntos a productores ecológicos para reducir el impacto económico y mostrar que junt@s se refuerzan los lazos y los caminos son más fáciles de andar.

Formas de trabajo y filosofía

Somos un grupo de familias que trabajamos de forma autogestionada y nos organizamos en forma de comisiones (agua, energía, pedagógica, coordinación, difusión, etc.). Los gastos que se generan en el espacio se pagan entre tod@s. Actualmente cada familia paga una mensualidad para cubrir los gastos, reducida en comparación con otros espacios similares.

Esta organización tal como esta planteada busca la coherencia entre el proyecto pedagogico, el grupo de apoyo mutuo y la financiación, y las bases sobre las que se apoya son la confianza, la libertad responsable y la autonomía.

Y en el centro están los cuidados, que a su vez lo atraviesan todo.

El proyecto integral esta organizado dentro de una estructura, la estructura es el soporte que permiten que se conecten elementos diferentes, con el objetivo de conseguir bienestar y perdurar. Es como el esqueleto del cuerpo humano.

Esta organización colectiva se construye a través de su propia vivencia y se apoya en la experiencia de otros colectivos y las reflexiones de estos, es decir, que las formas de funcionar no son arbitrarias, sino que utilizan herramientas que nos aportan los conocimientos derivados de la investigación del trabajo en grupos.

En relación con nuestra organización colectiva estamos en pleno proceso de aprendizaje personal y grupal.

Con Voltereta construimos de forma colectiva y autónoma un lugar diferente a lo que nos encontramos fuera, basado en el apoyo mutuo, cuidados, no exigencia, aceptacion, respeto, libertad responsable. Resignificamos algunos conceptos, porque no significan lo mismo fuera que aquí: trabajo, compromiso, silencios… Por poner un ejemplo, la palabra limites, fuera puede identificarse con un ejercicio de autoridad, imposición, control, infravaloración… En cambio en Voltereta, los limites significan respeto, comunicación, y generan espacios que habilitan el crecimiento.

Como hemos dicho, el eje transversal del proyecto son los cuidados, personales y del colectivo, rompiendo con la dicotomía que nos plantea esta sociedad, en la que nos dicen que tenemos que elegir entre unos u otros.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies