El núcleo del Espacio Voltereta son las personas, tanto las criaturas como sus familias. El Espacio surge desde ellas y para ellas. Este núcleo se sustenta en 4 pilares: el Cambio de Paradigma, la Pedagogía, la Sostenibilidad y la Autogestión.

 

 Cambio de Paradigma

 

El modelo integrador de Espacio Voltereta  plasma que el cambio hacia un nuevo paradigma social, educativo y económico no solo es posible,  es un hecho. En el día a día y a través de diferentes herramientas que vertebran el proyecto, desde Espacio Voltereta trabajamos muy duro  para que las niñas, los niños y sus familias crezcan dentro de un modelo más coherente, con poder en su toma de decisiones, en definitiva, que crezcan siendo librepensador@s con capacidad de tomar las riendas por el cambio de paradigma. Sentimos y vivenciamos muy profundamente que la semilla del cambio está en el cambio local, empezando desde lo pequeño, desde l@s pequeñ@s, desde la familia, desde el grupo, desde el apoyo mutuo y la formación dentro del grupo. Esta es nuestra aportación para producir un cambio social verdadero que mejore las condiciones de vida de cada persona y, por ende, de la ciudadanía y del entorno en el que habitamos.

 

Confiamos firmemente en que el cambio social y el cambio de paradigma comienza transformando el entorno más cercano. Empieza, en realidad, con el respeto a los verdaderos procesos del desarrollo de cada ser humano, vivenciando desde niñ@ el respeto, la toma de decisiones, la democracia… porque cada ser humano respetado traspasa este modelo a la sociedad donde habita, allá donde vaya.  Desde Espacio Voltereta avanzamos hacia un modelo integral e integrativo en el que acompañamos a las familias a acompañar  de forma consciente y responsable  a sus hij@s, en sus relaciones. Les acompañamos en el proceso de tomar las riendas dentro de su propio ecosistema familiar y, de ahí en adelante, de hacer cambios que transforman su entorno más cercano pero que aportan al conjunto social y, por tanto, al avance hacia una sociedad más coherente.

 

Los ambientes preparados de nuestro proyecto, para pequeñ@s y grandes, y las herramientas puestas a disposición de las familias participantes, amigas y afines, fomentan la creación de un grupo humano más constructivo, que busca de forma colectiva soluciones al modelo social actual.

 

Como colectivo, sentimos muy profundamente que cambiando el entorno más cercano estamos avanzando hacia un cambio de paradigma social, hacia un modelo de sociedad más democrático, justo e igualitario.

 

Ya vivimos en nuestro día a día este cambio como una realidad.

 

Pedagogía

 

En el Espacio Voltereta contamos con cuatro acompañantes:

  • Una de ellas con gran experiencia en otros proyectos similares (El Árbol de Ayelén, de Alcalá de Henares; Madrid Active School, Madrid) y con una importante formación en psicología humanista y educación creadora.
  • La otra acompañante se autodefine como madre, autodidacta, fisioterapeuta y osteópata, acompañante de sus hijos, en su momento en educación en casa, y que al ir recorriendo este camino del aprendizaje descubrió el amor por la pedagogía. Hoy en día, aprendiendo con su familia y Voltereta a volver a ser.
  • Un acompañante que se describe en este camino de esta forma: "Reacciono ante las necesidades de mi hijo y me voy formando y trabajando en espacios y ambientes (padre de día, acompañante) donde se respeta el desarrollo de cada criatura, con amor y presencia plena; con el único objetivo de escuchar cada día con más precisión a su Ser, y por lo tanto, al mío".
  • Y la cuarta acompañante, que estudió en "El Pesta" en Ecuador, acompañada por Rebeca y Mauricio Wild. Licenciada en educación con años de experiencia en pedagogía Pikler con niños hasta 6 años, y con varios cursos, entre ellos "Los cuidados básicos" en el instituto Loczy de Hungría y actualmente cursando el "Curso Superior Universitario en Educación Activa y Acompañamiento respetuoso a la infancia" en la Universidad Rey Juan Carlos.

 

Ellas son las figuras de referencia que tienen los niñ@s. Además, los padres y madres que formamos el colectivo, nos turnamos para poder estar siempre cerca de los niñ@s en los diferentes espacios con los que contamos, y para que la educación que se realiza en el espacio sea coherente con la que se hace en casa.

 

Las familias impulsoras del proyecto llevan años estudiando, aprendiendo y llevando a cabo diferentes experiencias pedagógicas alternativas, así que su energía, asesoramiento y apoyo al resto de familias son el motor de este Espacio.

 

El Espacio Voltereta es un espacio de juego no directivo y respetuoso de acuerdo con la biología del ser humano (R.Wild, Maturana, Bruce Lipton...). Multitud de iniciativas, experiencias, estudios científicos, etc. han llegado a la conclusión de que el verdadero aprendizaje se realiza cuando parte desde dentro, del genuino interés, del entusiasmo innato que tenemos las personas. Confiamos en la bondad innata de los seres humanos cuando se les ofrece libertad y respeto. Fomentamos la actividad espontánea y el juego libre en la Naturaleza y en ambientes preparados. Para las familias que formamos Espacio Voltereta, la principal meta del aprendizaje es la felicidad.

 

 

El Espacio - Sostenibilidad

 

El Espacio se compone de la casa, que cuenta con taller de manualidades, sala de juego simbólico, sala de lectura, sala del almuerzo y sala de material específico Montessori y vivencial. Y la zona exterior con columpios, arenero, zona de equilibrios, cama elástica y, mención especial, a los árboles, piñas, bellotas, tierra, piedras, palos, insectos...

 

La gran mayoría de los materiales se han reutilizado o construido gracias a las aportaciones de las numerosas personas voluntarias. Tenemos un depósito de agua que rellenamos con agua de la fuente, tenemos placas solares para toda la energía eléctrica que nos hace falta y nos calentamos con estufas de leña, de forma que nuestra huella ecológica es muy reducida y nuestr@s peques observan y aprenden que es posible sentirse confortable y a la vez, respetar el medio ambiente.

 

Sabemos que respetando los procesos naturales de las criaturas, ell@s aprenden a respetar al resto de las personas y a la Naturaleza. Confiamos en la bondad innata de los seres humanos que aprenden sin coacción. También, somos conscientes de que el aprendizaje se produce en base a modelos: “como nosotr@s somos, nuestr@s hij@s serán”. Es por ello que el Espacio Voltereta cuenta con autonomía energética, además de utilizar siempre comida ecológica en la comida compartida del almuerzo, y hacer pedidos conjuntos a productores ecológicos para reducir el impacto económico y mostrar que junt@s se refuerzan los lazos y los caminos son más fáciles de andar.

 

Un espacio en plena naturaleza

 

Autogestión

 

Somos un grupo de familias que trabajamos de forma horizontal y autogestionada. Las decisiones se toman entre tod@s y nos organizamos en forma de comisiones que van rotando. Los gastos se pagan entre tod@s y tenemos una comisión llamada “Ecosinuestra” (De “eco-no-mía” a “eco-sí-nuestra”) desde la que nos ocupamos de la financiación del espacio. Actualmente cada familia paga una mensualidad para cubrir los gastos, reducida en comparación con otros espacios similares, pero nuestro objetivo último es que el proyecto sea sostenible. Queremos que cualquier familia que quiere dar a sus hij@s esta educación se lo pueda permitir, independientemente de sus posibilidades económicas. Tu aportación es muy importante. Haz clic aquí para ver cómo puedes colaborar.

 

Además, entre las familias funcionamos como red de apoyo material y emocional, en la que buscamos soluciones entre tod@s para cualquier problema que pueda surgir en cualquier familia.

 

Si quieres formar parte de esta familia o tienes cualquier pregunta, escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.